Exposición

Desde luego, una de las actividades que más a menudo realizamos en clase es la exposición; de tantas veces repetida, es posible que hayamos olvidado una serie de normas elementales para realizar una buena exposición que comienza mucho antes de tener que escribirla, desde la elección del tema.
Cuando es el libro de texto el que marca la actividad del aula, las exposiciones suelen consistir en desarrollar un tema, más o menos amplio, que suele corresponderse con un contenido del libro de texto también más o menos amplio. El resultado de la exposición suele ser un resumen del tema en cuestión o un examen con su nota correspondiente.
En realidad llamamos exposición a lo que no es más que la plasmación por escrito de un proceso de memorización.
investiga(1)
Repensemos las actividades escolares y trabajemos desde otro punto de vista:
  • Planteemos a nuestros alumnos que seleccionen partes parciales de una unidad
  • Utilicemos el libro de texto o un guión propio como información básica que sirva de partida.
  • Proporcionémosles lugares de Internet y de la biblioteca donde puedan seguir informándose.
  • Busquemos en los periódicos on-line, seguro que hay noticias interesantes que hablan sobre el asunto, las páginas de ciencia están llenas de aspectos del clima, el universo, los animales o la prehistoria.
  • Estructuremos sistemas para que los alumnos o los grupos puedan compartir información sobre el tema: correos electrónicos, un foro…
  • Trabajemos con programas como kidspiration, que viene en las pizarras digitales, para elaborar esquemas de nuestra exposición.
  • Planteemos un sistema de redacción que sea atractivo: una presentación de diapositivas, un mural informático…
  • Pensemos en un momento de exposición al resto de la clase.
Recomendamos encarecidamente las rutas de aprendizaje de aula activa.
This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.