Tiras cómicas

Las tiras cómicas se popularizaron en algunos periódicos anglosajones convirtiéndose en una de las secciones más leídas y entrañables: Gardfield, Mafalda, Calvin y Hobbes permanecen en la memoria de muchos y se han convertido en libros y antologías que viven en nuestras bibilotecas además de en nuestros recuerdos.

Las tiras cómicas desarrollan una trama argumental en tres o cuatro viñetas y muestran una gran capacidad de síntesis y una perfecta interacción entre el texto, las imágenes y las onomatopeyas. Son una suerte de relato breve, brevísimo, que se comprime al construirlo sobre el papel y se descomprime de nuevo cuando el lector se hace parte de él, desarrolándose en toda la amplitud que, previamente, condensó el dibujante y guionista.

Trabajar con tiras cómicas en el aula es otra forma de leer, texto e imágenes, donde la lectura de la imagen es tanto o más importante que la del texto para comprender el mensaje.

No todos tenemos aptitudes para el dibujo, por eso no es extraño el tándem entre guonista y dibujante a la hora de trabajar en las tiras. Podemos reproducir el modelo en el aula: elaborar un buen guión para una tira implica saber qué queremos contar, qué personajes van a participar, en qué escenario, con qué elementos, qué tipo de lenguaje… Una vez que el guión está elaborado, podemos ponernos a dibujar o bien utilizar alguno de los programas que existen en la red para realizar tiras cómicas.

Pixton es uno de ellos y con él está creada la siguiente tira:

dm3a7fq5tem659skdm3a7fq596iqw7osdm3a7fq5sww3jsdo

 

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.