Tipologías con Mondrian

Con este Tableau II, de Piet Mondrian, tomada del museo Guggenhein de Nueva York, vamos a construir distintos textos.

Catálogo

mondrian1

Tarjeta postal

POSTAL (1)

Descripción visual

Es una obra en la que el lienzo se divide en paralelogramos cuyo color predominante es el blanco, separados por gruesas líneas negras. Las secciones tienen distintos tamaños, el más grande, que ocupa el centro asimétrico, mantiene la tonalidad blanca. En los bordes, dispersos entre los rectángulos blancos, aparecen cuatro cuadros coloreados de amarillo, azul, rojo y negro respectivamente.

Descripción técnica o artística

(Adaptada de Javier Arrimada)
El artista realiza una serie de composiciones muy parecidas, cuyo ritmo está establecido por un conjunto de cuadros realizados en colores primarios (rojo amarillo y azul) delimitados por gruesas líneas negras. Algunos cuadros interiores se terminan en gris y blanco para causar un limpio contraste.

Mondrian se identifica con el cuadro de fondo plano. El lienzo blanco, o gris se divide creando efectos de insospechado lirismo e intensidad.

El color está aplicado con gran delicadeza. El rojo y el azul son delicadamente pesados con sumo cuidado, como si se tratase de un sistema de equilibrio. El resultado es una expresión más dinámica que estática.

Al intentar representar el cuadro en sus dos dimensiones, evita crear la ilusión de profundidad, omitiendo toda línea curva o diagonal.

Argumentación

Adaptado de artecrehaIgnacio Martínez Buenaga- (CREHA)
Es muy habitual que al contemplar un cuadro de Mondrian, una obra característica del Neoplasticismo pictórico, surja inevitable una sonrisa burlona que venga a desprestigiar la obra, precisamente por su propia simplicidad. ¡Cuántas veces habremos oído decir que un cuadro así lo puede hacer cualquiera y qué mérito tiene hacer un cuadro que podría pintarlo un niño! Pero precisamente es el desconocimiento del lenguaje que define la pintura el que nos puede llevar a semejantes conclusiones. El mérito de una pintura no está en su mayor o menor dificultad técnica, ni en su mayor o menor proximidad a la realidad visual, sino en el resultado final que es capaz de provocar en el espectador. En este caso habrá de tratarse de un espectador sin prejuicios, que se olvide de las referencias naturalistas para valorar la pintura y que sea capaz de distinguir sobre un lienzo la verdad de la pintura, su sintaxis conseguida de colores, formas, trazos y líneas en armonía: la pintura pura. Todo ello sin olvidar que cualquier ruptura con la expresión plástica anterior supone siempre una innovación, y toda innovación artística es un logro formidable, reservado sólo a los talentos privilegiados, y no desde luego a los aficionados, ni a los niños. En la obra de Mondrian hay que mirar el cuadro libremente, sin ataduras ni obsesiones, y contemplar sus colores que saltan de un cuadrado a otro alegremente. Colores puros y limpios, llenos de intensidad. Y ver cómo contrastan con el blanco de los otros cuadros y con la líneas negras que los separan, en un damero de infinitas combinaciones de tonos, formas y colores. Y siempre en perfecta armonía. Y eso es lo que nos alegra la vista y nos llena el ánimo, así de simplemente. Sencillamente, porque es una obra de arte.

Matemáticas

mondrian

Vamos a construir un collage con esta obra de Mondrian para que los alumnos de infantil lo monten sobre un fondo negro. Para ello disponemos de cartulinas de colores: blanca, negra, amarilla y azul y tenemos que cortar los rectángulos de cada color al tamaño exacto. Teniendo en cuenta que:

  • El fondo sobre el que se van a montar las piezas es negro.
  • La reproducción de la obra está a escala 1:10
  • El resultado final será a tamaño real.

Calcula:

  • La superficie de papel negro que necesitaremos como fondo.
  • El tamaño de cada uno de los rectangulos que necesitaremos.
  • Si las cartulinas que utilizaremos son de tamaño A2, ¿cuántas cartulinas blancas necesitaremos?

Diálogo (coloquial)

– La profe dirá lo que quiera -afirma Mario mientras mueve la cabeza negativamente- pero a mí me parece que eso lo hacemos tú y yo en media hora.
– No se trata de eso -replica Paula- Se trata de si seríamos capaces de concebir la idea, de pintar con esa simplicidad.
– La idea, la idea ¿qué idea? No me imagino que me digan en clase: pinta algo y yo pinte eso, eso no es una idea.
– ¿Ves lo que te digo? Acabas dándome la razón: es una idea estética y tú, desde luego, no la tienes.
– Pero… -Mario intenta interrumpir a Paula que sigue lanzada con su discurso.
– Para crear esa obra ha sido necesario un proceso de simplificación, partiendo de obras figurativas y evolucionando hacia formas y colores simples…
– Bueno, no tendré ese gusto estético tan elevado como el que se necesita para apreciar esa asombrosa creación -Dice Mario entre irónico y molesto- a mí lo que me gusta es el paisaje, eso que dices de figurativo no me pone.
– Paula -sonriendo mientras piensa que no se ha buscado la mejor pareja para esta exposición de Mondrian- anda, vamos a cambiar de tema, que acabaremos discutiendo, cuando llegues a casa, mira en el diccionario qué quiere decir figurativo, si te lo explico yo la liaremos de nuevo.

Coloquial SMS.

K PSA J? STMOS N L MUSEO. MONDRIAN TIO. UNA PSDA. RCTNGULS D CLRES. ROJO, BLCO, AZUL, AMRLLO. GUAY. NS VMOS. S2

Exposición

Piet Mondiran fue un pintor holandés nacido en 1872. Tras su paso por los estilos naturalista y e impresionista, evolucionó hacia la abstracción y creó una tendencia conocida como neoplasticismo.

Con su concepción de la abstracció, Mondrian busca captar la esencia del universo, su estructura, lo que conocemos como retícula cósmica. Junto al no-color blanco y el no-color negro dispone planos rectangulares de colores básicos: amarillo, rojo, azul.

La aparente simplicidad de sus pinturas esconden una gran complejidad plástica, hasta tal punto que la teoría de Mondrian ha sido relevante en el siglo XX rebasando la pintura e influyendo en las demás expresiones estéticas: diseño, decoración, arquitectura, y escultura.

Biografía

Nació en una familia calvinista. Desde 1892 hasta 1907 estudió en la Academia Estatal de Ámsterdam, siendo su maestro A. Allebé.

Comenzó su carrera como un maestro en la educación primaria, pero mientras enseñaba también practicaba la pintura. La mayor parte de su trabajo de este período es naturalista o impresionista, siendo en gran parte paisajes.

Estuvo en París entre 1911 y 1914, recibiendo la influencia cubista. Volvió a Ámsterdam. Allí conoció, en 1915, a Van Doesburg, con el que fundó el grupo y la revista De Stijl (el estilo) en 1917.

En 1919 regresó a París. En 1921 redujo su paleta a los colores primarios, blanco y negro. En 1930 se unió al grupo “Cercle et carré” y en 1931 a Abstraction-Création. En 1938 se marchó a Londres y, en 1940, a los Estados Unidos.

En la década de los años 1940, sus trabajos se volvieron más vívidos en ritmo, menos estructurados al yuxtaponer áreas de colores brillantes y cálidos hasta su muerte en nueva York en 1944.
Como curiosidad diremos que era tan fiel a sus colores que prohibió el verde en su casa.

Dosier

Tableau Poème (Textuel de Mondrian y Seuphor)

01

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.