Táctica y estrategia

El modelo didáctico concreto (unidades de enseñanza – aprendizaje) que vamos a utilzar es el de los “proyectos de escritura”, centrado en la escritura narrativa de tipo autobiográfico a partir de materiales ya elaborados. Consideramos que este modelo se ajusta a nuestros planteamientos por las siguientes razones:

  • Propician la inserción de la escritura en situaciones comunicativas reales.
  • Contienen elementos de motivación para el alumnado y posibilidad de trabajo con alumnos que tienen ritmos distintos de aprendizaje.
  • Se estimula la reflexión cognitiva del alumno.
  • Asimismo se prestan para utilizar como dinámica de trabajo en el aula la modelización del profesor, la interacción oral y la integración de las TIC.
Banco de imágenes y sonidos del INTEF. Francisco Javier Pulido. (CC BY-NC-SA 3.0)
Banco de imágenes y sonidos del INTEF. Francisco Javier Pulido. (CC BY-NC-SA 3.0)

La modelización del profesor de algunas de las tareas que se han de llevar a cabo en cualquier proceso de escritura se ha revelado como un instrumento útil, puesto que, más allá de cualquier explicación, los alumnos entienden y asimilan los contenidos procedimentales relacionados con la escritura cuando los ven de algún modo “escenificados”. Es mucho más fácil, por poner un ejemplo, enseñar a planificar un escrito a través de una planificación “real”, que ofreciendo múltiples explicaciones al respecto.

Por otro lado, el hecho de usar la interacción oral (profesor- alumnos y alumnos – alumnos) para trabajar especialmente algunas de las tareas y subprocesos que forman parte del proceso de escritura ayuda a los alumnos a interiorizar un conjunto de contenidos básicos relacionados con este aprendizaje. La hipótesis que manejamos es que la mayoría de los alumnos mejoran globalmente la calidad de su escritura después de haber trabajado un proyecto de estas características. Nos referimos no a la escritura del propio proyecto cuyo resultado o tarea final lógicamente es satisfactoria (algo esperable y lógico después de haber trabajado una serie de estrategias), sino a las producciones escritas posteriores. Eso se puede comprobar midiendo con el baremo apuntado la redacción inicial antes del proyecto y la redacción sobre ese mismo tema después de haber desarrollado el proyecto.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.