Lisbeth Salander

“La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”
Steig Larsson

La trilogía Millenium de Steig Larsoon se ha convertido en un éxito de ventas, saber que opina su protagonista, Lisbeth Salander sobre las matemáticas tal vez ayude a algunos adolescentes que han leído los libros o visto sus películas a cambiar su punto de vista sobre la materia.

lisbeth-salander-2

“A Lisbeth siempre la habían entretenido los rompecabezas y los enigmas (…). En primaria había aprendido a sumar y restar. La multiplicación, la división y la geometría se le antojaban una prolongación natural de esas operaciones (…). Eran obviedades. Antes de leer aquel artículo (…) nunca, ni por un momento, le habían fascinado las matemáticas (…). Hasta que no se sumergió en aquel libro no se abrió ante ella un mundo completamente nuevo. En realidad, las matemáticas eran un lógico rompecabezas que presentaba infinitas variaciones, enigmas que se podían resolver. El truco no se hallaba en solucionar problemas de cálculo. Cinco por cinco siempre eran veinticinco. El truco consistía en entender la composición de las distintas reglas que permitían resolver cualquier problema matemático”.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.