Leer para quién

  • A los pequeños les encantan los cuentos.
  • A los que son un poco más mayores les gusta sentirse importantes
  • Los trabajos escolares tienen una justificación más allá de la meramente académica.

Si juntamos estas tres afirmaciones y las agitamos en la coctelera de la escuela, podemos encontrarnos con una actividad como la que describimos a continuación:

  • Los de tercero de primaria hemos trabajado el cuento “el ratón de campo, el ratón de ciudad”.
  • Partiendo del texto hemos redactado nuestro propio cuento.
  • Juntándolos todos los publicamos en un libro ilustrado.
  • Más tarde vamos a la clase de niños y niñas de cinco años.
  • Cada uno de tercero cuenta su cuento a uno de los pequeños.
  • Y todos contentos: los peques porque han tenido su cuento; los mayores porque han realizado una tarea importante.
  • Además les dejamos nuestro libro.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.