En trocitos

Es uno de los cuentos más originales de Hans Christian Andersen, lo podéis encontrar en Alfaguara y otras editoriales, aunque sale más barato leerlo en ciudadseva.

Ahora Pilar os propone algunas posibilidades para trabajar esta historia.

trajenuevoemperador03

En un documento de una sola página, para imprimirlo con facilidad, está el cuento completo; en otro están las “tarjetas” –cuatro por página- en que hemos dividido el texto y el título.

  1. Leemos el texto una vez (sin desvelar el título) y, a continuación, repartimos las tarjetas entre los alumnos al azar (todas menos la del título). Cada uno deberá leer su tarjeta e ir declamándola cuando crea que “le toque”. Para hacerlo más sencillo podemos comenzar leyendo nosotros la primera tarjeta y luego inhibirnos. Una vez ordenada la historia, le buscamos un título y lo comparamos con el que le puso Andersen.
  2. No leemos el texto previamente. Repartimos las tarjetas al azar y los chicos y chicas las leen por orden de lista (por ejemplo). Trabajando de forma colectiva tienen, primero, que identificar el cuento y, después, ver cómo empieza y cómo acaba. Comentamos qué es la introducción, el nudo y el desenlace y los alumnos se dividen en esos tres equipos, según qué tarjeta tengan. Cada equipo “ordena” sus tarjetas y realiza una lectura de su parte (como un ensayo). Finalmente, todos juntos, leen el cuento reconstruido.
  3. Se explica un resumen del cuento, sin leerlo completo. Repartimos las cartas al azar y se leen, también desordenadas. La clase va colocando a cada alumno –con su tarjeta- delante o detrás del anterior. Cuando tenemos unas pocas leemos y vamos corrigiendo (el profesor sólo interviene para preguntar (¿A ti te parece que va delante? ¿Eso pasó antes o después?). Por ensayo y error terminamos de ordenar el texto y lo declamamos.
  4. Se proporciona a los alumnos las tarjetas que corresponden a la introducción y al nudo, pero no al desenlace. Cuando se han ordenado las tarjetas y hemos leído el texto (por cualquiera de los procedimientos anteriores), escriben el desenlace. Pueden hacerlo de forma individual o por parejas o pequeños equipos. En todo caso después se compararán las versiones y éstas con el desenlace propuesto por Andersen.
  5. También pueden realizarse actividades con el cuento completo –en fotocopia o documento virtual-. En este último caso es muy sencillo eliminar o tapar una parte del texto (pequeña o grande) para que sea completada por los propios chicos. Los más pequeños pueden trabajar con el texto completo sirviéndose de él, en pequeño grupo, para ordenar las tarjetas.
This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.