Emparejados sonoros

Colocamos en el centro de la sala dos sillas, respaldo con respaldo. En una se sentará alguien que va a emitir sonidos, los que se le ocurran (sólo sabe eso). En la otra sentaremos al narrador que va a inventar una historia a partir de esos sonidos.

Banco de imágenes y sonidos del INTEF. Francisco Javier Pulido. (CC BY-NC-SA 3.0)
Banco de imágenes y sonidos del INTEF. Francisco Javier Pulido. (CC BY-NC-SA 3.0)

Un tercero, proyectando desde la pizarra digital, anota el hilo argumental de la historia. Basta con que la historia dure un minuto.

Si no sabe cómo seguir puede decir “público” para que éste eche una mano.

Posteriormente, con lo redactado, pueden elegirse varios hilos argumentales, dos o tres, y reescribir la historia.

Como variante, podemos encargar previamente a uno de los intervinientes, a un grupo o prepararlo nosotros mismos, una selección de sonidos que obtendremos de internet y escucharemos en clase para que nos sugieran la historia.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.