El gazapo

En la actividad ¡te equivocas! ya hemos trabajado con gazapos, en ese caso los introducíamos en una historia ya conocida, leída previamente en su versión correcta.

En este caso proponemos una variante: se trata de detectar los gazapos existentes en una lectura pero, ahora, los alumnos no habrán leído antes la versión correcta, por eso hay que sumar a la atención que se requería en el caso anterior, unas buenas dosis de intuición que servirá para descubrir la información errónea.

h1178_a
Banco de imágenes y sonidos del INTEF. Anónimo. (CC BY-NC-SA 3.0)

Podemos advertir previamente de la cantidad de gazapos introducidos.

Para finalizar la actividad, podemos presentar la versión correcta del texto.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.