Canciones

Las canciones son pequeñas historias contadas en tres minutos. Son poemas, a veces malos ripios (los que, en su día o recientemente, oímos a Mecano lo sabemos: Sola en mitad de la pista / reconocí a la Carmela en acción. / -Yo te conozco de vista- / dije acercándome con decisión. / – Ven pacá fisonomista- / y dando un giro con transpiración /me regó por aspersión); mediocres en muchas ocasiones, como la vida casi siempre y, en ocasiones, buenas letras.

Jugamos con la ventaja de que a nuestros alumnos les gustan, y pese a que no comulguen con nuestros gustos siempre, podemos encontrar letras entre las listas de éxitos que se saben de memoria y que no les importará trabajar en clase.

chambao

Pongámonos en su lugar (el de los alumnos) y dejemos estar a algunas viejas glorias que son más de nuestra generación que de la suya y aunque la planta catorce del pozo minero sea la narración por excelencia, seleccionemos algo de los cuarenta principales que nos garantice el éxito y tenga una cierta calidad. Como el mundo de la música es cambiante donde los haya, total para quedarse en el mismo sitio desde hace unos cuantos años, el ejemplo que ponemos no será válido dentro de unas semanas, pero vaya como ejemplo de narración musicada, aprovechando que Chambao y sus papeles mojados están en el sexto puesto de la lista.

Papeles Mojados – Chambao

Miles de sombras cada noche trae la marea,
navegan cargados de ilusiones que en la orilla se quedan.
Historias del día a día, historias de buena gente.
Se juegan la vida cansados, con hambre y un frío que pela.
Ahogan sus penas con una candela, ponte tu en su lugar,
el miedo que sus ojos reflejan, la mar se echó a llorar.

Muchos no llegan, se hunden sus sueños, papeles mojados, papeles sin dueño.
Muchos no llegan se hunden sus sueños, papeles mojados, papeles sin dueño.

Frágiles recuerdos a la deriva desgarran el alma,
cala los huesos, el agua los arrastra sin esperanza.
La impotencia en su garganta con sabor a sal,
una bocanada de aire le da otra oportunidad.
Tanta injusticia me desespera, ponte tú en su lugar,
el miedo que sus ojos reflejan, la mar se echó a llorar.

Muchos no llegan, se hunden sus sueños, papeles mojados, papeles sin dueño.
Muchos no llegan, se hunden sus sueños, papeles mojados, papeles sin dueño.

Muchos no llegan, se hunden sus sueños, papeles mojados, papeles sin dueño.
Muchos no llegan, se hunden sus sueños, papeles mojados, papeles sin dueño.

Unas correcciones al texto que encontremos por internet, nunca están de más. En el famoso Youtube podemos encontrar montajes con la canción o el videoclip.

La web del artista o del grupo también puede darnos mucho juego.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.