Argumentación

Construir argumentaciones puede parecer complicado, sin embargo desde pequeños las estamos utilizando con frecuencia e intentamos convencer con nuestros argumentos a nuestros padres, hermanos, compañeros… otra cosa es que estén bien estructuradas de una forma más o menos académica.

Chiste de Máximo
Chiste de Máximo

Para comenzar a trabajar los textos argumentativos de creación propia, es preciso utilizar temas que tengan el suficiente enganche entre los alumnos, que sean capaces de suscitar cierta pasión argumentativa: Papá Noel o los Reyes Magos, Cola-Cao o Nesquik, Madrid o Barcelona, Baloncesto o Fútbol… son cuestiones que están al cabo del patio de recreo.

Es muy sencillo orientar la capacidad argumentativa de nuestros alumnos partiendo de algunas fichas como ésta que proponemos para Papá Noel o los Reyes Magos o esta otra, muy similar, para Cola-Cao o Nesquik.

Más adelante es posible seguir con un guión parecido al que reflejamos en esta presentación de diapositivas, sobre las propias pantallas y mediante la pizarra digital, vamos construyendo nuestro discurso:

  • De qué voy a hablar.
  • Tres o cuatro ideas alrededor de mi discurso.
  • ¿Represento a un colectivo o presento mi opinión personal?
  • Voy a defender mi opinión o, por el contrario, contradeciré una opinión.
  • ¿Quiénes van a leerme o escucharme?

A partir de este momento, y también sobre las propias diapositivas, comienzo a trabajar mi introducción en la que tendré en cuenta la información necesaria, los antecedentes que tendrá que tener quien lea mi trabajo.

Desarrollar la tesis, argumentarla y concluir insistiendo en la tesis serán los próximos pasos.

Donde se utilicen las tabletas, cualquier servicio de mapas mentales o conceptuales puede resultar un excelente aliado para comenzar a pensar en las argumentaciones.

A la hora de proponer trabajos para el aula, es muy interesante crear equipos que se posiciónen a favor o en contra de un mismo hecho, movimiento, equipo deportivo… Al principio conviene que este posicionamiento sea real, es decir, si el tema va a ser Real Madrid o Barcelona, música Bisbal o Pereza… buscaremos hinchas de uno u otro equipo o seguidores de un intérprete u otro. En grupo buscarán argumentos y construirán su texto que, con la ayuda de la pizarra digital, expondrán al resto de la clase que constituirá la sociedad a la que va dirigida.

Este tipo de actividades puede tener un segundo paso: si primero se elaboran argumentaciones positivas, una vez escuchada la parte contraria, puede volverse a argumentar para contradecirlas.

Muy interesante resulta también la posibilidad de ponerse en la piel de un forofo del Barça aunque no nos interese para nada el fútbol, ese sería un paso posterior, pues buscar argumentos para defender algo en lo que no creemos resulta más complicado.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.