Los cuentos clásicos de Andersen

Con motivo del centenario de Andersen decidimos que era un buen momento para acercarnos a su obra desde los textos “originales” y desde diversas versiones. Este es el esquema de trabajo que seguimos:

Dominio público
Dominio público

 

  • Buscamos en el colegio o en otras bibliotecas los cuentos del autor en diferentes formatos y colecciones y con ilustraciones diversas. Rosa Berniz, la bibliotecaria de Ballobar nos trajo los preciosos libros que la editorial Anaya publicó con las obras completas recogidas en tres volúmenes.
  • Se buscaron noticias que habían aparecido durante el año sobre el autor y datos en internet.
  • Leímos algunos cuentos los adultos (profesorado y madres de Leer juntos infantil).
  • Cada tutor seleccionó los que quiso para leer en las aulas. Cada clase eligió uno para ser representado en la fiesta de final de trimestre y buscó el modo de representación más adecuado:
      1. Educación Infantil: hicieron tres murales en torno a “La princesa del guisante”, “El soldadito de plomo” y “El traje nuevo del emperador”, a partir de la lectura de los textos y del análisis de las diferentes formas de ilustración que habían visto en los libros. Prepararon una exposición en el pasillo y debajo de cada mural estaban los cuentos. Representaron “El traje nuevo del emperador”
      2. Otras representaciones:
        1. Primer ciclo, “Pulgarcita”,
        2. Segundo ciclo, con marionetas, “El patito feo”.
        3. El tercer ciclo preparó una dramatización sobre la vida del autor (un alumno representaba  a Andersen) e iban intercalando fragmentos de diversos cuentos, para los que habían preparado murales con elementos significativos, además de una pequeña representación dramatizada: “La sirenita”, “La pequeña cerillera”…
      3. Las maestras de Infantil también hicieron un cuento.

Con el apoyo de varias madres, todas las representaciones se volvieron a ver en la fiesta que diferentes colectivos de Ballobar hicieron en el pueblo para recoger fondos de cara a arreglar el tejado de la Ermita de Loreto.

El 23 de abril se bajaron a la Plaza del Ayuntamiento los murales y los libros de Andersen.

This website uses cookies to offer you the best experience online. By continuing to use our website, you agree to the use of cookies.